Para definir el producto es necesario entender qué es lo que queremos / podemos ofrecer; qué es lo que necesitan / quieren los clientes; y a qué mercado vamos a apuntar. Por esto surgió la Pirámide que nos contaba Naty:La articulación de ideas auténticas, nos va a permitir conseguir que la idea resuene en el mercado. Esto lo podemos llegar a lograr a través de por ejemplo, el nombre del producto, su marca, o quizás un slogan. Lo importante es conseguir que la gente se identifique con ese producto. Ahí está el desafió del ¿Qué?

Es importante tener presente algunas variables que nos van a ayudar a definir el Qué del producto. Estas son:

  • El packaging: Como le va a entrar en los ojos al cliente. Que va a ver el cliente de mi producto para que le llame la atención.
  • La manera de comprarlo: En este caso hay que pensarlo desde el comprador. Entender que es lo que el cliente necesita que sea satisfecho.
  • El Servicio: ¿Qué es lo que voy a ofrecer?
  • El uso: ¿Qué características tiene mi producto? ¿Para que se puede usar? Lo importante es que sea simple.

 

Todos estos ítems, se encuentran interconectados, y ayudan a definir qué producto vamos a ofrecer.

Al pensar el qué, es necesario conocer que tiene mi producto para que le agregue valor a quien lo compre.

Para llegar a la definición final de nuestro producto, después de analizar las variables, podemos apoyarnos en las herramientas que poseemos para entender hacia donde nos enfocaremos.

Herramientas:

  • Análisis FODA: Esta herramienta enfoca el análisis en dos niveles diferentes: uno interno, y otro externo. Al inicio de todo emprendimiento, reina la incertidumbre por lo que el FODA generalmente es el del emprendedor, que se traslada a la organización.
  •  Cruz de Porter: A través de la cruz, se puede conocer el poder de negociación tanto de los proveedores como de los clientes del sector, la amenaza de los nuevos participantes, la rivalidad entre los competidores existentes, y la amenaza de ingresos de sustitutos. Además permite analizar cuales son las barreras de entrada y de salida que posee dicho mercado.
  •  Cadena de Valor: Existen factores que determinan la posición competitiva que adoptará el negocio para obtener una ventaja competitiva sólida y sostenible en el tiempo. La cadena de valor, lo que permite es medir esos factores. Consiste en un modelo que determina el valor agregado de cada actividad al producto final. Esto termina conformando el precio final que pagara el consumidor.
  •  Estrategias genéricas de Porter: Porter sugiere que existen diferentes estrategias dependiendo el objetivo estratégico de cada organización. Si la organización tiene un objetivo estratégico masivo, es decir que abarque a todo un sector, puede seguir una estrategia de diferenciación, donde el cliente percibe cierta exclusividad, ya que la empresa busca encontrar los aspectos que son muy valorados por los clientes y darle una importancia vital en la estrategia a seguir, o puede concentrarse en una estrategia de Liderazgos en costos. En este caso la estrategia es posicionarse a través de la reducción al mínimo de los costos. Ese liderazgo se traduce en mayores retornos de la inversión. Ej. Walmart.

  También puede suceder que la organización tenga un objetivo estratégico que abarque solo un nicho de mercado, o segmento en particular. En ese caso la estrategia se enfoca en grupos especiales de clientes. Puede ser un enfoque en costos (sería parecido al liderazgo en costos, pero solo en un segmento) o un enfoque de diferenciación que busque concentrarse en diferenciarse solo en ese segmento en lugar de la totalidad del mercado.

  • Matriz BCG: Es una herramienta para asignar recursos, una matriz de cartera de negocios.

Si la participación de mercado es Alta y el crecimiento de Mercado es Alto se habla de un producto Estrella: El producto está en su mejor momento. Otorga alta rentabilidad, con baja inversión.

Si la participación de mercado es Alta y el crecimiento de Mercado es Bajo se habla de un producto Vaca Lechera: El producto esta en una posición competitiva fuerte, pero con tasa de crecimiento baja. Tiene bajo costo de producción.

Si la participación de mercado es Baja y el crecimiento de Mercado es Alto se habla de un producto Incógnita: Participación de mercado baja, pero en aumento. Tiene una rentabilidad baja o negativa según el producto. Es necesario implementar estrategias de promoción del producto.

Si la participación de mercado es Baja y el crecimiento de Mercado es Bajo se habla de un producto Perro: El producto ya pasa desapercibido para nuevos clientes. Es un mercado estancado y con rentabilidad muy baja, aunque se mantiene con flujos de fondos positivos. La inversión en este producto es casi nula.

 

Lo importante de todo esto, es poder encontrar la veta del Mercado.

Saludos!

Vistas: 479

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Muy bueno el post! =) dejaste bien en claro lo visto en clase, excelente! ahora tengo más claro todavia el "qué", gracias!

Bien ahi Sergio!! dejo acá se ve que en Comercialización están viendo algo parecido, entren al post que hicieron "CLASE 7/10" se llama, también hablan sobre pensar la estrategia y el tema del producto.

 

Saludos!!

Gracias Sergio!
Recuerden ir colocando en su Post las dudas/consultas para que entre todos colaboremos a construir el primer desafío lo mejor posible!

Saludos!

RSS

© 2018   Creada por Pablo Fernandez Osorio.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio